Blog

Un pésimo arranque

Rosario Central volvió a jugar mal y, después del primer tiempo ante Defensa y Justicia, no levanta su rendimiento.centralderrota

Esta vez fue derrota ante Vélez Sarsfield en Liniers por 2 a 0. Con dos goles tempraneros (uno en cada etapa) de Pavone, el conjunto del Chacho no consiguió nunca remontar el resultado.

La defensa, Burgos y Torsiglieri en particular, fue lo más flojo que se vio en mucho tiempo. Faltos de coordinación, volvieron tarde en cada contra, se molestaron en vez de complementarse. La irresponsabilidad de Salazar en el segundo tiempo, terminó de sentenciar las cosas.

El mediocampo, por su parte, cumplió por momentos y por otros fue un pasillo por el cual los jugadores de Vélez corrían sin oposición. Gio fue nuevamente lo más claro del campo de juego, cuando apareció, Central logró inquietar la valla rival, pero en el segundo tiempo estuvo bastante apagado y, hasta la entrada de Camacho, el Canalla no consiguió generar juego grupal.

La delantera tuvo buenas y malas, Ruben cada vez más solo, no puede reencontrarse con el gol, y si a las pocas chances que genera Central, le agregamos la pólvora húmeda del mejor nueve de la Argentina, tenemos como resultado un equipo que no encuentra la manera de remontar resultados. Herrera, por su parte, cumple, pero no logra desequilibrar, así como tampoco consigue pararse frente al arco para rematar, siempre llegando desde atrás, desde los costados, no consigue asociarse con Marco.

Una semana para trabajar, a muerte con el Chacho, quien logró darle una imagen y un concepto a este Central que hoy luce pálido.

Ante Patronato, y con el apoyo de las más de 40.000 almas que poblarán el Gigante, se renovará la fe.

Advertisements